Introducción 

A la hora de emprender un proyecto o trabajo escrito hacer los objetivos generales y específicos puede llegar a ser una tarea compleja. Es importante saber que desde el objetivo general se desglosen los específicos, de tal manera que sean precisos y a su vez expresen correctamente lo que se quiere lograr en el trabajo a través de ellos.

Los objetivos son aquellos logros que se desean alcanzar durante el desarrollo de alguna tarea que requiere de muchas acciones o actividades por parte de una o varias personas en conjunto. Sin ellos, el resto de una tesis no puede existir, ya que es la base fundamental del proyecto. Además es importante saber que para sacar los objetivos es necesario seguir reglas estándares.

Criterios para hacer objetivos generales y específicos

  1. Para redactar un objetivo general o específico es necesario iniciar con un verbo en infinitivo. El mismo debe explicar de manera concreta la acción que ejercerá el logro a cumplir. Algunos ejemplos de verbos infinitivos son: Diagnosticar, Aumentar, Rentabilizar, Evaluar, Realizar, Determinar) entre otros.
  2. Cada uno de los objetivos específicos está orientado a los elementos básicos de un problema.
  3. El objetivo general y los específicos debe ser factibles para lograrlos en un tiempo razonable.
  4. Evitar palabras con distintos significados o que se pueden interpretar de diferentes maneras.
  5. Los objetivos deben estar ordenados de tal manera que indiquen el progreso que se da para lograr el objetivo general

Ejemplo de un objetivo general con sus objetivos específicos

Objetivo General:

- Reconstruir una casa abandonada desde hace muchos años

Objetivos específicos:

- Reconstruir las paredes y ventanas.

- Restablecer los servicios de cañerías y electricidad.

- Pintar la casa.

- Limpiar los suelos.

- Comprobar que todo esté en orden.

 

Errores que no debes cometer al hacer objetivos generales y específicos

  1. No redactes coloquialmente: es imprescindible que el proyecto o trabajo que se esté redactando no utilice en ninguna parte expresiones que sólo se entiendan en tu país. Hoy en día los trabajos o proyectos tienen la posibilidad de compartirse en internet para ser de utilidad a otros investigadores. Por esa razón debes ser lo más concreto posible para todo el público que maneje la lengua.
  2. Un objetivo desviado a los objetivos específicos: es importante que el objetivo general tenga relación con el específico, recuerda que con los objetivos específicos se logra dividir el objetivo general para poder lograrlo de una manera organizada en un tiempo determinado.
  3. Repetir verbos entre objetivos: esto se ha visto en trabajos profesionales ya publicados en internet. Pero ¿Por qué repetir verbos en objetos específicos cuando hay demasiados para elegir? Existen infinidades de palabras para describir una acción, busca sinónimos y no intentes atribuir la misma acción a 2 objetivos diferentes.